EL RETORNO A NUESTRO PAÍS DE ORIGEN



Cuando hablamos de crisis en España, pasa por nuestra mente, entre otros tantos cuestionamientos, uno en concreto que nos puede estar quitando el sueño por varios días consecutivos:  el ¿cómo salimos de ésta?..., cuando cada día  engruesan más las filas del desempleo (aunque lo que  informen los medios de comunicación sea precisamente todo lo contrario). 
Entre tantas preguntas y respuestas sin terminar,  se nos presenta un interrogante:  Qué pasaría si en nuestro País de origen pudiésemos tener otras y mejores  posibilidades?.   Para el que pueda estar  pensando en que el regresar a su lugar de origen es una buena opción, ahora mismo tiene facilidades que se pueden aprovechar, siempre que se sepa todo lo conlleva un retorno voluntario.   En España, se ofrece la posibilidad de retornar a aquellas personas extranjeras de terceros países  (inmigrantes, solicitantes de asilo, refugiados, personas con estatuto de protección subsidiaria) que mantienen su deseo de volver a su país de origen y que cumplan los requisitos preestablecidos.
Desde el 2008,  trabajadores y trabajadoras inmigrantes de Países extracomunitarios, que se encuentren en la interminable situación de desempleo, pueden elegir entre retornar a su país de origen,  acogiéndose al Plan de Retorno Voluntario,  ó  quedarse en España con derecho a la percepción ordinaria de la prestación por desempleo para intentar conseguir un nuevo trabajo.    Si se adopta  la primera opción,   es una magnifica decisión,  pero  que se sepa que esa elección conlleva implícita un nuevo desajuste socio cultural importante, sin dejar de lado el desajuste emocional,  vinculados directamente con su entorno, tanto social como familiar. 
El inmigrante- “futuro migrante”, después de 10 años en España, aprendiendo y desaprendiendo culturalmente,  buscando la integración dentro de su espacio laboral, educativo y social,   adecuando sus costumbres y las de su familia, tiene que enfrentar ahora el volver a adaptarse y  reintegrarse  a su sociedad natal,  también transformada durante ese  tiempo en el que se estuvo fuera de ella.  Lo importante no es descartar esa alternativa, sino,  ver lo positivo y adoptar lo que haga falta para iniciar un nuevo proyecto de vida;  buscar y participar en las acciones implementadas para el caso, tanto la ayuda sicológica como la asesoría jurídica, son efectos vinculantes para garantizar el resultado del Proyecto. 
  Para  los trabajadores que se acojan al Programa,  puede existir bien la prestación contributiva por desempleo que tienen reconocida o la cantidad que les quedara por percibir.  El abono se realiza en euros y en dos plazos: el 40% en España y el 60% restante en el país de origen transcurridos 30 días naturales.
De la mano, surge también la necesidad de PROGRAMAS,  que han venido desarrollando  varias organizaciones no gubernamentales y que facilitan operativizar las políticas de los Estados miembros de la Unión Europea con Terceros Países, en coordinación y colaboración.   El objetivo es que hayan acciones sociales  y  alternativas  relacionadas con la intervención,  para la inserción social, laboral y familiar en el Plan Retorno, y que se haga un seguimiento para que se cumplan estos objetivos, para aquellas personas que no tengan medios económicos.
Por otro lado, se ha implementado El Retorno Voluntario de ATENCIÓN SOCIAL.    La diferencia con el anterior, es que está pensado para los inmigrantes que no quieran permanecer más en España, pero que tampoco tienen medios económicos para devolverse a su País de origen.   Para  acogerse a este programa se deben reunir una serie de requisitos, como encontrarse en situación de falta de recursos económicos y vulnerabilidad social, tener una permanencia en España superior a seis meses, informe sobre su vulnerabilidad de los Servicios Sociales del Ayuntamiento en el que se resida o de una ONG especializada, junto con la declaración de voluntariedad de la persona interesada.
En cuanto al país de origen de los retornados bajo este programa, con datos arrojados del año 2009,  tenemos que Bolivia es el lugar al que han viajado más personas, 805, seguido de Argentina, con 504 y  Brasil, con 413.   Entre otros servicios, el programa incluye el pago del billete desde el lugar de residencia en España hasta el país de origen, gastos imprevistos de medicamentos u otros como acompañamiento, debidamente justificados y una provisión de ayuda económica del viaje de 50 euros por persona, y una ayuda para la reintegración en su país de 400 euros por persona, hasta un máximo de 1.600 euros por unidad familiar. 

Acrecentada la crisis,  estos programas han logrado tomar auge;  se conocen más y se adoptan de manera notable cada dia, no sólo para retornar al País de origen, sino también en busca de posibilidades en otros Países de economía emergente, con nuevos proyectos que se suman a la necesidad de cambios en los flujos migratorios.  

El haber adoptado en un momento señalado,  la medida de emigrar de la tierra natal, no eliminó la posibilidad de retornar,  con la misma valentía que caracteriza tal decisión; porque el alma del migrante latino no se improvisa,  hoy estamos aquí, pero somos de cualquier lugar que nos acoja, donde se nos ofrezca un futuro mejor para nosotros y nuestras familias.
Gamboaldany.
julio 16 de 2013.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Avance jurisprudencial: La dispensa a declarar en juicio, no aplicará cuando sea la Víctima

LA NUEVA NORMALIDAD: POR UN FUTURO IGUALITARIO Y DE BIENESTAR

Según la Jurisprudencia española el "Impago de la pensión alimenticia" es usada como arma de violencia machista