UNID@S CONTRA LA VIOLENCIA MACHISTA

 

Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer




    El pasado 25 de noviembre, en todo el mundo, se sintió el día internacional para la eliminación de la Violencia contra la Mujer, con la finalidad de visibilizar la violencia contra las mujeres y niñas a nivel mundial; minutos de silencio, foros, cumbres, encuentros de activistas y un sinnúmero de actividades, se han venido realizando y que seguirán realizándose durante los próximos días en torno a un lema: “Eliminación de toda violencia contra las mujeres y niñas por el hecho de serlo”.

    Es una fecha importante para honrar a las Víctimas mortales de esta lacra social: 37 mujeres asesinadas en España en lo que llevamos de este año, 1.118 desde el 2003.  Pero, sin duda, el que haya un día de reconocimiento internacional, lo que pretende es fomentar la ejecución de políticas por parte de las naciones del mundo para la erradicación de la violencia de género; este es el gran reto; así como también, brindar apoyo y generar conciencia sobre la estigmatización que sufren las víctimas es otra de las intenciones.

    No obstante, tenemos que partir de un concepto de Violencia, que entendemos ya superado, y lo que ésta encierra; conocer y entender que ésta se puede manifestar de manera física, psicológica, sexual, económica, que alcanza a la población femenina más vulnerable, especialmente las niñas y las mujeres de la tercera edad, mujeres pertenecientes a la comunidad LGBT (lesbianas, bisexuales, transgénero o intersex), las migrantes y refugiadas, las pertenecientes a pueblos indígenas o minorías étnicas, mujeres y niñas con VIH-Sida, mujeres con algún tipo de discapacidad y aquellas que habitan en países con crisis humanitarias.

    Si pretendiéramos hacer un balance de la situación, muchos son los temas que tendríamos que evaluar, con relación a la erradicación de la Violencia contra las mujeres para poder hacer frente a los nuevo desafíos; mencionaremos algunos para ponernos en contexto.

    1. Para comenzar, es conveniente revisar los efectos negativos de la pandemia en lo que respecta a la lucha contra la violencia machista; es esperanzador el que nos digan que unidas/os todas/os y con la sinergia de los movimientos feministas, los poderes públicos, los operadores jurídicos distintos a los/as Jueces y Juezas, las Organizaciones mundiales gubernamentales y no gubernamentales, algún día conseguiremos el gran reto.

    Aunque, antes habría que dar un gran paso para paliar lo relacionado con la vulnerabilidad social y económica en la que se encuentran muchas mujeres, que tras la pandemia se han quedado con salarios reducidos, o haciendo teletrabajo, cuidando de sus hijos o de sus familiares, en situaciones de maltrato físico o psicológico por parte de sus parejas, pero que por la misma situación en la que se encuentran se les dificulta una decisión diferente a la de continuar aguantando tal situación o en ocasiones normalizándose los episodios de violencia en la que conviven.

    Es evidente que la pandemia ha supuesto un gran retroceso en materia de igualdad. Específicamente en lo relacionado con la conciliación, distribución de tareas domésticas, etc, ha dejado más pronunciada la brecha de género, aunque, y por otro lado, se haya visibilizado el papel principal de la Mujer en la recuperación económica,  queda claro que la brecha salarial por razón de género aun sigue siendo un gran desafío.

    2. El análisis sobre la visión en la aplicación de la legislación en Medidas de Protección integral contra la Violencia de Género. La Ley 1/2004, ha cumplido 16 años desde que inició su vigencia, y aunque la valoración arroje aspectos más positivos que negativos, lo cierto es, que a pesar de la entrada en vigor tanto de las leyes nacionales como internacionales, así como, del Pacto de Estado (aprobado en diciembre de 2017) para la Eliminación de la VG, se viene insistiendo (se ha venido refiriendo el Consejo de Europa y otros organismos internacionales), sobre la necesidad de la formación y especialización de todos los operadores jurídicos y la aplicación de éstas normas con una perspectiva de género, sobre todo en la administración de justicia, que favorezca la visibilización de las asimetrías que aun persisten por razones de género en nuestro derecho positivo;

    3. El gran descenso de las cifras de denuncias relacionadas con hechos violentos contra la mujer; este hecho sigue siendo el talón de Aquiles del que casi nadie habla; hasta el segundo trimestre del 2021, y comparado con los datos del 2019, se está por debajo de lo alcanzado hasta antes de la pandemia. Y es que aunque los confinamientos y las medidas hicieron imposible el acudir para presentar la denuncia, la realidad es que persiste, como efecto post pandemia, la desconfianza de las Víctimas en el sistema judicial, el miedo a no ser escuchadas, o el temor a ser doblemente victimizadas que cada vez toma más fuerza. De las Víctimas mortales hasta la fecha, 37 mujeres en lo que llevamos hasta noviembre de este año, 29 no habían presentado denuncia, y en 17 casos el agresor era su pareja (Fuente: Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, www.epdata.es).

    Según datos del Consejo General del Poder Judicial, durante el año 2019 los juzgados españoles recibieron un total de 168.057 denuncias por violencia de género, de las cuales casi un 72 % de las denuncias presentadas lo fueron por la propia víctima, directamente en el juzgado o a través de atestados policiales. Las denuncias por intervención directa de la policía se situaron en torno al 13 % de los casos y en cuanto a denuncias presentadas por familiares de la víctima alcanzó un porcentaje superior al dos y medio por ciento del total. Hasta el cierre del segundo trimestre del presente ejercicio llevábamos un total de 40.721 denuncias, de las cuales 30.000 corresponden a denuncias directas de las victimas en los Juzgados o en atestados policiales, manteniéndose por ahora el mismo porcentaje del 72 % sobre el total de denuncias contabilizadas hasta el 2 trimestre 2021, pero es claro que el total ha descendido casi un 50 %.

    De donde, la cuestión ya no se trata de fomentar a que se denuncie, si la víctima se sigue sintiendo desprotegida; lo que tenemos que preguntarnos es, primero que se está haciendo mal y cuáles son los resultados de efectividad y oportunidad en las medidas de protección y en las resoluciones judiciales, tanto penales como civiles, y que hace ese efecto en las Víctimas; por el contrario, cada vez están perdiendo más la confianza en las Instituciones, en los Cuerpos y Fuerzas de seguridad, así como en los operadores jurídicos que se encargan de la aplicación del derecho. Y en segundo lugar, la propia situación económica en la crisis post pandemia, que no está haciendo un franco favor a la seguridad y credibilidad en el sistema. Lo que sí deja en evidencia, es que las víctimas necesitan de todo el apoyo, tanto institucional por cuerpos formados y especializados, así como, del conjunto de la sociedad .

    4. Por último me quiero referir a la Guía para ayudar a las Víctimas. Un instrumento que pretende ayudar en la tarea de apoyo a las Víctimas de Violencia de género; la Delegación de Gobierno contra la Violencia de Género ha publicado una guía de actuación frente a la violencia machista que puede ser una herramienta de consulta necesaria; me parece importante que se conozca todo lo relacionado con los derechos de las víctimas, mecanismos de actuación y recursos a disposición de las mujeres que se sienten amenazadas, coaccionadas o maltratadas; su divulgación permite concienciarnos sobre lo que podemos hacer como sociedad. Nuestro papel es relevante a la hora de actuar: ¿Cómo puedo actuar si conozco a alguien que pide ayuda como Víctima de VG? o ¿Qué puedo hacer si soy yo quien sufre esa violencia?

Todo esto, sin quitar importancia a la línea del 016 habilitada las 24 horas todos los días del año.


                                     Autoría / Editado por: Ministerio de Igualdad,  Año: 2021


Para mayor información consulte:


Norma Constanza Gamboa 

             Abogada

www.derechoeigualdad.com

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA VIOLENCIA VICARIA EN LA NUEVA LEY DE PROTECCIÓN A LA INFANCIA

Avance jurisprudencial: La dispensa a declarar en juicio, no aplicará cuando sea la Víctima

Según la Jurisprudencia española el "Impago de la pensión alimenticia" es usada como arma de violencia machista